El blog del Alquiler Seguro

¿Cómo debe ser un contrato de alquiler?



Una vez que inquilino y propietario han llegado a un acuerdo informal sobre el precio y la duración del alquiler, siempre surgen decenas de dudas sobre qué puntos debe incluir y cómo debe estar redactado el contrato de arrendamiento. Aunque no es obligatorio incluir todas las cláusulas en el documento (vale con llegar a un pacto verbal), es muy recomendable hacerlo para contar con un texto claro y objetivo al que pueden recurrir las partes en caso de duda o desacuerdo. ¡No te preocupes, en Alquiler Seguro te ayudamos! Estos son los principales elementos que debe tu contrato reunir:

Contrato de alquiler

¿Qué datos básicos ha de incluir?

El contrato de alquiler debe redactarse respetando las especificaciones de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). En primer lugar, para que el documento tenga validez legal, deben figurar en él los datos del propietario del inmueble y de todos los inquilinos, mayores de 18 años, que residan en él. Basta con el nombre, apellidos y DNI. Además, tienen que aparecer los datos de ubicación de la vivienda alquilada: la dirección postal y su referencia catastral. Por último, deben detallarse toda la información que se desprende del acuerdo: la fecha de formalización, el precio de la mensualidad y la cuantía de la fianza, la duración del contrato y las condiciones y procedimiento para renovar el acuerdo.

¿Qué duración debe tener?

Existe libertad de pacto para que arrendador y arrendatario establezcan la duración del contrato que deseen, pero esto no siempre ocurre. Si el documento no refleja ningún acuerdo a este respecto, a efectos legales el contrato tendrá una duración de un año. Si cuando finalice este plazo las partes no han renegociado el acuerdo y ninguna de ellas se ha opuesto a su continuación, el contrato de arrendamiento se prorrogará anualmente hasta los 3 años.

¿Qué otras cláusulas es importante incluir?

Es importante plasmar por escrito otros aspectos que de otro modo podrían dar lugar a conflictos y discrepancias. Entre ellas, es mejor dejar muy claro si está o no permitido subarrendar la vivienda o si el inquilino puede realizar obras en el inmueble durante el tiempo que dure el contrato.

Documentos adjuntos y anexos

El contrato debe venir acompañado de una serie de documentos. Desde 2013, es necesario contar con el Certificado de Eficiencia Energética y entregarle una copia al inquilino. También se exige incluir una cédula de habitabilidad, es decir, un informe que certifique que la vivienda cumple con las condiciones técnicas mínimas para vivir.

Por último, debe adjuntarse un anexo con un inventario donde aparezcan todos los enseres de la vivienda (muebles, vajilla, electrodomésticos, decoración…) y el estado en el que se encuentran al comienzo del contrato.  Recomendamos que también adjuntéis fotografías que acrediten el aspecto de la casa, lo que facilitará la demostración de posibles desperfectos ocasionados por el inquilino. 

Cláusulas prohibidas (e ilegales)

Hay una serie de situaciones que nunca pueden establecerse como una cláusula más porque incumplen la LAU e invalidarían el contrato. Un ejemplo recurrente es el reconocimiento al propietario para entrar en la vivienda cuando quiera, algo que en realidad es ilegal. Tampoco es posible incluir una cláusula que permita al arrendador expulsar al inquilino en cualquier momento, siempre y cuando no existan motivos para resolver el acuerdo establecido entre las partes. El propietario puede recuperar su vivienda durante el periodo de alquiler bajo ciertas circunstancias incluidas en la LAU, y, en cualquier caso, tiene que haber transcurrido al menos un año desde la firma del acuerdo.

Dicho todo esto, hay que reconocer que redactar un contrato no es algo fácil. Por eso, en Alquiler Seguro te recomendamos que busques asesores profesionales que garanticen que todo está conforme a la ley, y ponemos a tu disposición a nuestro equipo legal del Área Jurídica, que ha elaborado cientos de contratos de alquiler. ¡Te esperamos!





Sin comentarios

Añadir Comentario

¡Déjenos sus datos y nosotros le llamamos!