El blog del Alquiler Seguro

Despídete de la calefacción central



En agosto, y con seis años de retraso, entró en vigor el decreto que obligará a la instalación de contadores individuales en las viviendas con sistemas de calefacción centralizados ¿qué sígnica esto? Que, en menos de tres años, plazo que concede la nueva ley, las viviendas con calefacción central tendrán que pagar de manera individual el gasto que hagan. En esta entrada especial, te contamos todas las novedades sobre la nueva calefacción central.

cambios en la calefacción central

Así serán los cambios en la calefacción central

El pasado mes de agosto entró en vigor el Real Decreto de Contadores Individuales por el que las viviendas que dispongan de un sistema de calefacción central,  pasarán a pagar el consumo de manera individual y no por coeficiente o a “escote”, como se hacía hasta ahora. Este nuevo sistema, pretende conseguir un pago más justo, al abonar sólo lo que uno consume de manera real, y mejorar así la eficiencia energética.

En la actualidad, gran parte de los sistemas de calefacción centrales son un derroche de energía pues, no sólo no consiguen calentar en su totalidad todos los puntos de la vivienda, sino que se pagan de manera colectiva, independientemente del uso que cada vecino haga.  Con la individualización de contadores, que se tendrán que instalar en cada vivienda, cada vecino pagará por lo que realmente necesita y consume, de tal forma que la calefacción no tendrá un encendido generalizado, sino que en cada hogar se hará en el momento que uno lo considere necesario.

Cambio de las instalaciones en las viviendas

Para adaptarse a la nueva normativa, las viviendas con calefacción central están obligadas a la instalación de contadores individuales o repartidores de costes. Esto supone que sea necesaria una inversión en la vivienda, en ocasiones hasta en la propia comunidad, al tener que modificar los circuitos de la caldera, y que según el tipo de radiadores que tenga (de anillo o por columna) se instale uno de los dos dispositivos que ayudarán a medir el consumo energético de cada vivienda de manera individual y a regular la temperatura deseada de manera manual por parte del inquilino.

La nueva ley indica que todas las viviendas de construcción anteriores al año 1998, las posteriores ya siguen una normativa de control, tendrán que adaptarse, pero ¿Qué costo puede tener? La realidad es que es alto, al menos si se opta por la compra de los aparatos y puede oscilar entre los 700€ y los 1.100€ por vivienda, sin embargo, se puede llegar a ahorrar entre un 20 % y un 30 % de la energía que antes se consumía, por lo que en cinco años la inversión quedaría amortizada.

Otra opción, alternativa a la compra de los aparatos (válvulas, calorímetros…) es la del alquiler de aparatos a las compañías suministradoras. Para los que prefieran esta opción y no hacer un desembolso inicial fuerte, hay que saber que el coste de alquiler oscila entre 6 y 7 euros al año por cada radiador, incluidos los costes de lectura y facturación.

Cómo adaptar la vivienda a la nueva normativa

Para que una vivienda con calefacción central se adapte a la nueva norma de contadores individuales, es necesario que se apruebe en junta de propietarios, por al menos tres quintas partes de los dueños y en la propia reunión se tendrá que decidir el sistema de adaptación que se aplicará y la empresa encarga de la gestión. Por otra parte, será el presidente de la comunidad o el administrador, el que se encargue de repartir el consumo, previamente indicado por la empresa contratada, a cada vecino, para el abono de las facturas individuales. Estás, en el cado de tener la vivienda arrendada, serán giradas al arrendatario.

Estas son las novedades que vienen sobre la calefacción central en las viviendas, esperamos haberte resuelto todas las dudas, pero si tienes alguna pregunta, no dudes en formulárnosla.

 

 





Sin comentarios

Añadir Comentario

¡Déjenos sus datos y nosotros le llamamos!