El blog del Alquiler Seguro

Evita que la calefacción derrita tu bolsillo



Llega noviembre y con él el descenso del mercurio. Durante estos días, la mayoría de los hogares comienzan a encender sus sistemas de calefacción para combatir el frío y a muchos, el coste que supone encender su caldera les da quebraderos de cabeza. Si tú eres uno de ellos, no te preocupes, en esta entrada te damos algunos consejos para evitar que la calefacción derrita tu bolsillo.

calefaccion.jpg

 Controla los grados

La temperatura ideal para calentar un inmueble, según recomienda el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), se sitúa entre los 19 y 21ᵒ por el día, y los 15-17ᵒ por la noche. Durante estos meses evita superarlos porque por cada grado que se aumente, el consumo se incrementa un 7% y la factura se encarece.

 Utiliza un termostato

Es muy práctico a la hora de regular la temperatura de tu casa contar con un termostato en tu sistema de calefacción. Nuestra recomendación es que si no tienes uno, te lo compres para poder variar la temperatura dependiendo del momento del día que sea. Además, también puedes planificar el calor de cada espacio de la casa según el uso que le des.

 Evita las pérdidas de calor

En muchas ocasiones, en la vivienda existen rendijas en las ventanas o grietas que pueden provocar pérdidas de calor. Desde Alquiler Seguro, te aconsejamos que las revises y las repares, así evitarás tener que poner más fuerte la calefacción y te ahorrarás dinero.

 Asimismo, otro de los puntos importantes que pueden evitarte sobrecostes, es el aislamiento de un inmueble. Normalmente, suele estar situado en las paredes y el suelo. Un buen hermetismo te permitirá mantener la temperatura de tu piso durante mucho más tiempo.

 Aprovecha la luz solar y ventila

Durante el día, mantén subidas las persianas de la vivienda para que los rayos de sol le den calidez. En cambio, por la noche, bájalas y así podrás conservar mejor el calor. ¡Recuerda! es muy importante ventilar la casa. Con esta acción podremos mantener mejor la temperatura y conseguiremos que el aire se renueve y no se cargue.

 Mantén tu sistema de calefacción

Es conveniente que cada cierto tiempo hagas una revisión de tu sistema de calefacción. Por ejemplo, una de las tareas más sencillas de mantenimiento es la de purgar los radiadores, con ella harás que funcionen de la manera más adecuada posible.

 Aquí tienes varios consejos. Si tienes más, cuéntanoslos.





Sin comentarios

Añadir Comentario

¡Te llamamos gratis ahora!
ic_clicktocall
EN MENOS DE 1 MINUTO
c2c phone