El blog del Alquiler Seguro

Mascotas en un piso de alquiler



Cuando se trata de encontrar un piso de alquiler a menudo tener mascota se convierte en un condicionante, ya que son muchos los propietarios que impiden a sus inquilinos tener animales en casa, llegándolo incluso a especificar en el contrato. Sin embargo, últimamente han surgido muchas dudas a este respecto. Sobre todo desde octubre de 2021, cuando se aprobó la nueva Ley de Protección animal, que vela por el bienestar y sus derechos y los considera seres dotados de sensibilidad.

Con esta nueva regulación, los animales pasan a formar parte del núcleo familiar, siendo uno más de la familia. Por lo tanto, esta ley abre el debate sobre si debieran poder cohabitar con nosotros en cualquier vivienda, incluso en las de alquiler.

¿Mi casero me puede prohibir tener animales en mi piso de alquiler?

Es un hecho que para todo aquel que tiene una mascota (o para la mayoría de ellos) esta ya formaba parte de su familia antes de que se aprobase la ley. No obstante, ahora cuentan con respaldo legal, y eso da lugar a que muchos inquilinos se pregunten si sus arrendadores pueden prohibirles o no vivir con un animal en su piso de alquiler.

Lo cierto es que a pesar de esta nueva realidad, en la cual perros y gatos cuentan incluso con un DNI para evitar ser abandonados y garantizar sus derechos, la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) no se ha modificado. Es decir, aunque no prohíbe tener animales, deja en manos de los propietarios la decisión de permitirlo o no. Son ellos los que tienen la última palabra y esto prevalece sobre la Ley de Protección animal.

Sin embargo, debemos saber que si en el contrato de arrendamiento no hay ninguna cláusula específica que prohíba tener animales en casa tendremos total libertad para vivir con nuestra mascota, siempre y cuando no se vulneren las normas de convivencia con los vecinos y el entorno. Es decir, deben respetarse las normas de la comunidad, la higiene, la salubridad, etc.

¿Y la comunidad? ¿Me puede prohibir tener animales?

Por su parte, la comunidad no puede prohibir a nadie tener mascota, como hemos señalado, esa decisión corresponde solo al propietario de la vivienda. No obstante, si las mascotas ocasionan molestias, como ladridos que no cesan o cualquier otra cosa, la comunidad puede tomar medidas, como con cualquier otra circunstancia que genere conflicto.

En definitiva, lo mejor es elaborar el contrato con minuciosidad y detallar en él aquello que no debe hacerse.

Si te quedan dudas respecto a este tema no dudes en dirigirte a info@alquilerseguro.es, estaremos encantados de ayudarte.


MicrosoftTeams-image.png 




Sin comentarios

Añadir Comentario

¡Déjenos sus datos y nosotros le llamamos!