El blog del Alquiler Seguro

Paredes blancas sin necesidad de pintar ¿es posible?



No hay nada que produzca mayor placer que entrar en casa y ver que todo esta limpio e impoluto. Sin embargo, cuando las paredes de nuestra casa son blancas, muchas veces es difícil mantenerlas perfectas y acaban apareciendo sombras o pequeñas rozaduras que se convierten en el punto central de atención de toda la estancia. Si las paredes de tu piso de alquiler son blancas y quieres que siempre permanezcan perfectas, no te pierdas los trucos que hoy te contamos 😊

Trucos caseros para tener las paredes blancas sin pintar

Si por cada vez que encontramos un rozón o una pequeña marca en la pared de casa tocara pintar, nos pasaríamos casi todo el año con la brocha en mano. Y es que, no siempre es necesario tener que pintar todo el inmueble, en ocasiones hay pequeños trucos, que nos ayudan a que las paredes blancas luzcan impecables, atento a estos consejos.  

Preparativos previos

Antes de ponernos manos a la obra, es básico que hagamos unos preparativos previos y pongamos en orden todo, para ello:

  • Recoge bien la estancia y retira cualquier objeto que haya por la pared.
  • Protege el suelo de forma correcta (cartones, papel, trapos…)
  • Prepara los materiales que vas a necesitar 8bayetas, pintura, elementos desinfectantes…)
  • Elimina la suciedad superficial con un trapo limpio
  • Limpia la pared con una bayeta bien escurrida agua y jabón neutro
  • Deja secar la zona por completo.

Una vez seguidos estos pasos es el momento de aplicar algunos de los trucos caseros que os traemos.

Blanqueador y desinfectante

Si quieres evitar tener que pintar de nuevo la casa para que las paredes estén blancas, tenemos un truco casero con el que alucinarás y con el que no necesitarás usar ni brochas ni rodillos. Toma nota de lo que necesitas: una bayeta, un poco de agua, lejía y un par de cucharadas de pintura blanca. Remueve bien la mezcla y aplícala cuidadosamente sobre toda la pared. El poder desinfectante de la lejía y el toque de color de la pintura, harán que tu pared parezca como recién pintada.

Sólo apto para zonas pequeñas

Si los desperfectos en tu pared blanca están bien localizados en una zona concreta, y no quieres partirte la espalda frotando todo un paño, el mejor truco que encontrarás son las esponjas mágicas. Son muy fáciles y rápidas de usar. Humedeces la esponja, la escurres para evitar que gotee y frotas la pared con ella hasta que la mancha desaparezca. Dejas secar y listo.  

Pinturas lavables

Hoy en día la mayoría de las paredes de las viviendas están pintadas con un tipo de pintura lavable y plástica. La gran ventaja de este tipo de pinturas es que, con sólo una bayeta húmeda con jabón, puedes eliminar cualquier resto de suciedad sin cargarte la pintura ni provocar ronchas o descascaríllatenos. Es importante que antes de que optes por esta opción te informes bien del tipo de pintura que se ha utilizado para pintar la pared, en caso contrario, las consecuencias pueden ser peores que la mancha en la pared.

 

Os recordamos que el mantenimiento por uso habitual de la vivienda es una responsabilidad recogida por la Ley de Arrendamientos Urbanos, que pertenece al inquilino. Por otro lado, los trucos que os ofrecemos solo son aplicables para aquellos casos en los que las paredes blancas tienen pequeñas rozaduras o sombras, pero no son útiles si se quiere higienizar el inmueble o éste necesita un lavado de cara por desconchones o una reforma, para ello será necesario pintar la vivienda. En este último caso, antes de pintar la vivienda, siempre es recomendable consultarlo con la propiedad del inmueble y recordar que, una vez finalizado el contrato de alquiler, el inmueble se tiene que devolver en las mismas condiciones en las que fue alquilado.

¿Te han gustado nuestros trucos para mantener las paredes blancas?, ¿tienes tu alguno? ¡Cuéntanoslo! Lo incluiremos entre nuestras recomendaciones.  

 





Sin comentarios

Añadir Commentario

¡Te llamamos gratis ahora!
ic_clicktocall
EN MENOS DE 1 MINUTO
c2c phone