El blog del Alquiler Seguro

Qué pasa si no firmo el contrato de alquiler



A menudo nos llegan consultas de inquilinos a nuestro consultorio del alquiler donde nos preguntan sobre los contratos de arrendamiento. Hoy queremos prestar especial atención a los casos en los que esta figura no existe ¿qué pasa si no tengo contrato de alquiler?, ¿tengo derechos como inquilino si no he firmado un contrato?, ¿a qué problemas legales me puedo enfrentar si tengo un acuerdo verbal? ¡Te lo explicamos!

Siempre que se formaliza un alquiler, desde Alquiler Seguro recomendamos que se haga a través de un contrato legal, conforme a la Ley de Arrendamientos Urbanos, en el que queden reflejados derechos y obligaciones de ambas partes, y que, por tanto, se eviten los acuerdos verbales que, aunque tienen validez legal, a la larga pueden generar más complicaciones a la hora de alcanzar acuerdos o de dirimir cualquier asunto legal.

Sin embargo, hoy en día aún encontramos casos en los que propietarios e inquilinos acuerdan de manera verbal la cesión de un inmueble lo que supone cientos de dudas durante la vigencia del alquiler.

Qué pasa si no firmo el contrato de alquiler

Todo lo que tienes que saber si tienes un alquiler sin contrato

Derechos de un inquilino sin contrato de alquiler

Como comentábamos, los acuerdos verbales en la cesión de viviendas para alquiler tienen la misma validez legal que cuando se formaliza un contrato de alquiler por escrito, no obstante, al no existir un documento donde quede reflejados los acuerdos alcanzados por las partes, esto es entre propietario e inquilino, resulta más complicado demostrar cualquier aspecto del arrendamiento.

Como arrendatario los derechos que se poseen, pese a no tener un contrato de alquiler son:

  • El derecho al uso y disfrute de la vivienda.
  • El derecho a la realización por parte de la propiedad de las reparaciones necesarias para mantener la vivienda en estado de habitabilidad.
  • El derecho a una duración mínima del alquiler. En el caso de alquiler de viviendas esta sería de 5 años con una prórroga de 3 años más si la propiedad no preavisa su intención de no renovar en tiempo y forma.
  • Derecho de adquisición preferente en caso de venta.

Al no existir un documento que acredite el alquiler, es importante que cualquier inquilino en estas circunstancias conserven documentación acreditativa de que se está residiendo de forma legal en el inmueble, esta puede ser recibos de los suministros, del pago de la renta, documento del padrón…

Principales problemas legales de un alquiler sin contrato

Tener una vivienda alquilada y no disponer de un contrato de alquiler supone problemas para ambas partes. Por un lado, de cara a la propiedad se puede encontrar con dificultades a la hora de demostrar el inicio del acuerdo y quererlo finalizar. Además, en el caso de que se produzcan impagos de la renta o vea que esta se reduce, esto es que el arrendatario paga la cantidad que quiere en vez de la acordada, será complicado de demostrar ante un juzgado y más difícil de iniciar un proceso de desahucio. Además de lo añadido, el arrendador se puede enfrentar a sanciones por parte de la administración al no declarar el alquiler o depositar la fianza en el organismo correspondiente.

En cuanto al inquilino entre las principales trabas legales que puede encontrarse al no tener un contrato de alquiler se encuentra la dificultad de demostrar los plazos de arrendamiento, la imposibilidad, sin documentación acreditativa, de demostrar su estancia legal en el inmueble, problemas a la hora de que se produzcan subidas de la renta cuando no corresponde, así como a la hora de finalizar el arrendamiento.

Disponer de un contrato de alquiler es clave si se quiere disfrutar de un Alquiler Seguro, si tienes dudas a la hora de formalizar un arrendamiento, pregúntanos. Nuestros asesores inmobiliarios te ayudarán a resolverlas.





Sin comentarios

Añadir Comentario

¡Déjenos sus datos y nosotros le llamamos!