El blog del Alquiler Seguro

nov.
11
2013

Vivir un año de gorra  

Publicado por David Caraballo     0 Comentarios


Es el principal problema del mercado de alquiler y una de las mayores preocupaciones para los propietarios. Los morosos profesionales existen y si no tomas las medidas preventivas oportunas, puedes topar con ellos y darte de bruces con la lentitud de la justicia y los vacíos legales.

Para evitar al moroso profesional es importante tomar medidas preventivas antes de alquilar  

Cómo actúa un moroso profesional

No tienen un perfil definido, edad o zona predilecta. Están dispuestos a “alquilar” cualquier inmueble, independientemente del precio de la renta, así actúa un moroso profesional:

Mes 1. Retraso del pago de la renta

Tu inquilino ya lleva unos días de retraso en el pago de la renta, le has dado  el típico tiempo de cortesía y le llamas. Te cuenta que ha tenido un percance, no tienes por qué preocuparte, en breve, te ingresará la renta y comprendes que son incidentes que le pueden pasar a cualquiera.

Mes 4. Teléfono eternamente desconectado o en vibración

Sin rastro del alquiler de los tres últimos meses y ya con la paciencia algo tocada, vuelves a ponerte en contacto con el inquilino, llamas y… ¡sorpresa! Apagado o fuera de cobertura. El resto de días se repite la misma situación en distintas horas y ya empiezas a pensar que, o se ha caído la línea telefónica mundial, o directamente pasa de encenderlo/cogerlo para hablar contigo.

Mes 5. Puerta cerrada a cal y canto

Ya que por teléfono no te atiende, decides acercarte a la vivienda. Llamas insistentemente, nadie abre. Se oyen ruidos, el perro ladra, pero nada de nada. Ya llevas meses sin recibir la renta del piso y todo apunta a que esto ya no es un imprevisto, sino que has topado con un moroso profesional.

Mes 7. Demanda judicial

Después de enviarle un burofax y de no recibir respuesta alguna, acudes a un abogado especializado en materia de arrendamientos urbanos. Le expones tu caso y te pide que le presentes la documentación necesaria (contrato de arrendamiento, escritura del inmueble…) para poder proceder a interponer una demanda por desahucio y solicitar el pago de las rentas adeudas. Acto seguido te tocara pagar la provisión de fondos del abogado y de un procurador, además de las tasas judiciales correspondientes.

Una vez interpuesta la demanda,  desde la administración envían notificaciones judiciales, pero el inquilino moroso se las sabe todas y no las recoge, de esta forma si no está notificado, no hay juicio y por lo tanto, tampoco desalojo.

Mes 9. Se retrasa el proceso judicial

Muchos euros y casi un año te ha costado que el moroso profesional tenga la notificación de desalojo, pero tiene otra treta preparada para seguir viviendo de la gorra, solicitará asistencia jurídica gratuita y nuevamente el procedimiento de desahucio se retrasará.

Mes 12. Me rindo, prefiero que se vaya a seguir así

Por tal de que se marchen de tu piso, llegas a un acuerdo con el moroso profesional, sabes que aun siguiendo el proceso se declarará insolvente, de tal forma que él desaloja la vivienda, pero no vas a percibir ninguna de las rentas que te ha dejado a deber durante todos estos meses. Entras en tu casa y te la encuentras empantanada, sucia y destrozada ¿Y qué pasa con el moroso? Pues se marcha de rositas a otro piso y empieza de nuevo todo el proceso con otro inocente propietario.

Medidas preventivas: Evitar la morosidad y alquila seguro

Últimamente está muy de moda entre los propietarios, recurrir a seguros de protección de rentas. Aunque es una práctica común, debes saber que no lograrás evitar la morosidad. Los seguros, en general, están pensados para cubrir accidentes, no para proteger al propietario así que, a la hora de la verdad, no resultan eficaces.

Lo mismo ocurre con los tribunales de arbitraje, no son efectivos porque tiene que existir voluntad entre las partes, en este caso voluntad de pagar las rentas y el moroso profesional, no la tiene. Además, el laudo arbitral no tiene carácter ejecutivo, esto es, si el moroso profesional se niega a aceptar la decisión del árbitro, la policía no lo podrá desalojar del inmueble y  tendrás que optar por la justicia ordinaria.

Lo que te recomiendo es que si tienes pensado poner en alquiler un inmueble te asegures con quien contratas. Para ello, puedes consultar el historial del inquilino y saber previamente si es moroso a través del Fichero de Inquilinos Morosos.  Este fichero es el único fichero de España donde se registran los datos de cualquier persona que haya dejado adeudada alguna renta de alquiler, ya sea por sentencia firme o porque un propietario lo ha inscrito ante algún impago.

Y si lo que quieres es no tener ninguna preocupación y que te realicen una gestión integral del alquiler, lo mejor es optar por Alquiler Seguro  que estudiará y analizará la solvencia del inquilino a través de un SCORING  para que sólo entre en tu casa, el inquilino perfecto y que con un 0% de morosidad y el cobro garantizado de las rentas te darán la máxima protección en tu arriendo.

Y tú, ¿en qué mes estas? Ponle solución. 




Sin comentarios


Añadir comentario

¿QUIERE DISFRUTAR DE UN
ALQUILER SEGURO?

Rellene los datos y le contactamos

He leído y acepto el aviso legal y la Política de Protección de Datos
All Entries