El blog del Alquiler Seguro

oct.
15
2019

5 señales de que un candidato a inquilino es moroso  

Publicado por Comunicación Alquiler Seguro     1 Comentarios


Cuando vamos a alquilar una vivienda hay aspectos del proceso que son complejos si no contamos con asesoramiento profesional. Uno es fijar adecuadamente el precio de la renta y otro, saber encontrar a un buen inquilino y esquivar a los inquilinitos morosos profesionales. Evita la morosidad en el alquiler y aprende a conocer el modus operandi de aquellos maestros del impago

5 señales de que un candidato a inquilino es moroso

Señales de que te encuentras ante un inquilino moroso

Cuando procedemos a realizar las visitas sobre la vivienda que tenemos en alquiler es frecuente que nos encontremos con distintos perfiles de personas que se interesan por nuestro inmueble. Jóvenes, parejas, mayores, ejecutivos, estudiantes… a la hora de escoger a un buen inquilino no debemos dejarnos llevar por la primera impresión ni por las apariencias. Siempre es importante tomar medidas preventivas solicitar documentación que nos ayude a conocer al inquilino, su solvencia y sus experiencias anteriores en el alquiler.

Pero hay una serie de comportamientos comunes y repetitivos entre aquellos profesionales del impago que se camuflan entre las visitas de los inquilinos y que a continuación te enumeramos:

Dinero por adelantado

A la hora de formalizar un alquiler siempre debemos de informar al inquilino de la cuantía de la renta mensual y las condiciones generales del arrendamiento, esto es, la fianza legal, si se va a solicitar alguna garantía adicional o la duración del contrato. Lo común en estos casos es que el inquilino respete las condiciones del arrendador, no obstante, cuando nos encontramos ante un inquilino moroso, observaremos como este intenta cambiar alguna de las condiciones o incluso, con el afán de mostrar su falsa solvencia, sugiere pagar por adelantado más de una mensualidad de renta.

Ante este tipo de comportamientos, siempre debemos de desconfiar. Cuando vamos a cerrar un acuerdo de alquiler el inquilino deberá siempre aportar la cuantía correspondiente a la fianza, lo pactado en caso de garantía adicional y el mes de renta en vigor. El abono de tres, cuatro o más rentas por adelantado, nos puede hacer sospechar que quizás nunca más vaya a volver a abonar el alquiler de la vivienda.

Da largas

Siempre recomendamos que antes de escoger a un inquilino se solicite una serie de documentación que nos ayude a conocer un poco su perfil. Además de la documentación identificativa, se suele solicitar nóminas, contrato de trabajo, contacto e incluso, recomendaciones de otros propietarios en el caso de haber vivido de alquiler con anterioridad.

Cuando nos encontramos ante un inquilino moroso intentará dar largas de cara a presentar cualquier tipo de información suya al respecto, y en el caso de lograrlo, siempre observaremos que le falta algún documento que prometerá adjuntar más adelante.

Evita a los profesionales

Si tu candidato a inquilino sugiere que puedes formalizar el alquiler evitando terceros y así ahorrarse la comisión de la agencia ¡sospecha! El inquilino moroso siempre esquiva al profesional inmobiliario, pues este conoce bien sus actuaciones y los detecta a la primera.

Para alquilar con plena seguridad es importante contar con un buen asesoramiento profesional, que nos ayude a fijar el precio de la renta, pero también a escoger al inquilino perfecto, formalizar el contrato de alquiler y nos conceda las mejores garantías además de la protección a propietarios que necesitamos.

Incidencias previas

Una vía interesante para conocer los antecedentes arrendaticios de un inquilino es solicitar como propietario un certificado de solvencia FIM, esto es un informe que elabora la compañía Fichero de Inquilinos Morosos, por el que se conoce si existe algún caso de impago anterior en el historial del arrendatario.

Solicitar este documento nos garantizará conocer que el inquilino no ha dejado por pagar a otro casero anterior, y en caso contrario nos ayudará a decidir, conociendo sus antecedentes, si queremos o no alquilarle el inmueble.

Por otro lado, además de el certificado de solvencia FIM, podemos solicitar al candidato a inquilino alguna recomendación por parte de caseros anteriores, esto también nos ayudará a conocer su comportamiento en otras viviendas.

Evita contratos por escrito

Aunque ya lo hemos dicho muchas veces, lo repetimos. Las palabras se las lleva el viento por eso es muy importante hacer contratos por escrito donde todo quede reflejado y claro. Un inquilino moroso profesional te engatusará e intentará que cuanto menos quede reflejado en papel mejor, e intentará esquivar todo lo relacionado con lo que dice la ley.

No te lleves un susto innecesario en tu alquiler, para alquilar con seguridad siempre Alquiler Seguro.

¿Necesitas que te asesoremos? ¡Contáctanos!

 




1 Comentarios


  • Marco 360 días hace
    Muy buen articulo!! La verdad que pisos de alquiler te pueden llevar a esta situación!

    Responder

Añadir comentario

¡DÉJENOS SUS DATOS YNOSOTROS LE LLAMAMOS!

All Entries