El blog del Alquiler Seguro

ene.
23
2019

¿Cuál es la mejor orientación para una casa?  

Publicado por Comunicación Alquiler Seguro     0 Comentarios


Cuando alquilamos una vivienda, en numerosas ocasiones, puede que no prestemos mucha atención a la orientación en la que está situada la casa. Si bien la zona es algo que realmente nos preocupa y que la mayoría no podríamos descuidar, la orientación del inmueble suele pasar desapercibida. A priori, puede parecer que no tiene una gran importancia y que no va a influir en nuestro día a día. Sin embargo, es un factor que es bastante importante y que debemos conocer.

A la hora de alquilar una vivienda influyen muchos factores como la ubicación, la zona y el barrio, las condiciones, la orientación, etc. Por tanto, debemos tener en cuenta que una posición adecuada de la casa va a evitar que se incremente en un 70% el gasto energético. No obstante, debemos señalar que cada orientación tiene unas ventajas e inconvenientes concretos. Lee este post atentamente y descubre qué posición es la mejor para ti. ¡Presta atención!

brujula.jpg  

NORTE

Al pensar en cuál es la mejor orientación para una casa, lo primero que nos viene a la mente es la cantidad de luz solar que recibe. Por tanto, es importante que maticemos que una casa orientada hacia el norte es la que menos luz solar recibe. El motivo principal es que el sol no incide de manera directa en la vivienda de alquiler. Solamente encontramos un poco más de luz natural en los meses de verano, cuando los rayos se asoman en el inmueble durante las primeras y las últimas horas de la jornada.

Vivir en una casa orientada hacia el norte es perfecto para aquellos inmuebles que se encuentran situados en zonas con altas temperaturas. De este modo, podrás disfrutar de una casa que se mantiene fresca y con una buena temperatura durante todo el día. Por otra parte, si las temperaturas del entorno son bajas debes tener en cuenta el aislamiento de la vivienda que evite las bajas temperaturas y, por ende, un elevado gasto energético y económico.

SUR

No obstante, si tu vivienda está situada hacia el sur, ocurre el efecto contrario. Y es que los rayos del sol incidirán durante todo el día en las estaciones de invierno, primavera y otoño. En cambio, en verano, la luz solar estará únicamente presente durante las horas centrales del día, que es cuando más calor hace y se alcanzan temperaturas más altas.

Por ello, en zonas con temperaturas bajas donde predomina el frío, una vivienda con orientación sur es una opción excelente. En cambio, en áreas geográficas donde las altas temperaturas siempre están presentes, no es la orientación más recomendable. El principal motivo es que, de no estar perfectamente aislado, el interior del inmueble alcanzará altas temperaturas y necesitaremos recurrir al aire acondicionado durante, prácticamente, todo el tiempo que estemos en casa. Aun así, te recomendamos que, si tu vivienda se encuentra orientada hacia el sur y se alcanzan altas temperaturas en el interior, puedes utilizar toldos y cortinas que impidan que los rayos de sol penetren en tu vivienda.

ESTE

Si la vivienda que hemos escogido cuenta con una ubicación hacia el este, debemos saber que el sol incide en la vivienda de alquiler desde que amanece hasta la llegada del mediodía. Consideramos que esta ubicación es la más idónea para una casa puesto que la luz solar se acumula durante la mañana y se libera durante la tarde-noche.

Además, que el salón y/o dormitorios (zonas en las que más tiempo pasamos de la casa normalmente) están ubicados hacia el este es una de las opciones más recomendable, tanto para los meses más fríos como para los meses con altas temperaturas. Normalmente, la mayoría de las personas trabajan por la mañana por lo que este calor matutino, a priori, no nos afectaría. Sin embargo, recomendamos que, al igual como con la orientación sur, dispongas de toldos y cortinas para evitar que la luz penetre directamente y se recaliente el interior de la vivienda.

OESTE

Si en la orientación este predominaba la entrada de rayos de sol durante la mañana, en las viviendas situadas hacia el oeste ocurre el caso contrario: el sol se empieza a asomar al inmueble durante el mediodía y está presente hasta que se esconde. En el caso de que la casa esté ocupada por la mañana, pero no por la tarde, esta es la ubicación ideal. Sin embargo, una orientación oeste del piso va a acumular mucho calor en el inmueble. Por este mismo motivo, solamente sería una buena opción para zonas donde existan niveles bastante bajos de temperatura.

Ahora que ya sabes qué ventajas e inconvenientes presenta cada orientación de una casa, si estás pensando en mudarte debes pensar cuál es la situación de la vivienda que más te conviene. En caso de no poder elegir o tener ya tu inmueble alquilado, recuerda servirte de un buen aislamiento para el frío o de elementos como cortinas opacas o toldos que impidan entrar los rayos de sol y, como consecuencia, las altas temperaturas en el interior. Por último, recuerda que puedes buscar viviendas de alquiler con una orientación mixta. Es decir, puedes buscar un inmueble con una orientación sureste o noreste, por ejemplo. ¿Cuál sería la orientación de la casa ideal para ti? ¡Cuéntanoslo!




Sin comentarios


Añadir comentario

¿QUIERE DISFRUTAR DE UN
ALQUILER SEGURO?

Rellene los datos y le contactamos

He leído y acepto el aviso legal y la Política de Protección de Datos
All Entries