El blog del Alquiler Seguro

mar.
11
2019

Descubre cuál es la diferencia entre fianza y depósito  

Publicado por Comunicación Alquiler Seguro     0 Comentarios


Cuando un inquilino va a firmar el contrato de alquiler de una vivienda tiene que conocer muy bien todos los procesos y plazos que exige la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Por su parte, el propietario de la vivienda también debe conocer cuáles son sus derechos, obligaciones y la normativa vigente que regula el alquiler.

Durante el proceso de alquiler de una vivienda, surgen muchas dudas a ambas partes, sobre todo si es la primera vez que se alquila un inmueble. Una de las cuestiones que tienen los arrendatarios es la diferencia entre fianza y depósito. ¿Tú también la tienes? No te preocupes, te contamos qué es y para qué sirve cada una. ¡Empezamos!

dinero y casa.jpg

FIANZA

La fianza es un término con lo que muchos están familiarizados, pero que a veces podemos llegar a no comprender muy bien el por qué nos la piden. Pues bien, cuando tiene lugar la firma del contrato regulador del arrendamiento, el inquilino está obligado a entregar la fianza legal. La cantidad estipulada por ley es de una mensualidad del alquiler, la cual entregará al propietario de la vivienda.

Una vez realizada esta transacción, el arrendador tiene el deber de depositar esta fianza legal en el organismo competente de la Comunidad Autónoma dónde se encuentra la vivienda. En algunas comunidades, como es el caso de Madrid, puedes hacer el depósito de la fianza por Internet.

No obstante, como inquilino, si finalizas el contrato de alquiler y quieres recuperar tu fianza legal de nuevo, debes tener claro que tienes que cumplir con estos requisitos:

  • Avisar al propietario en tiempo y forma de la decisión de abandonar el inmueble
  • Devolver la vivienda en el mismo estado en el que te lo encontraste por primera vez tras firmar el contrato
  • No tener deudas ni pagos pendientes en las rentas mensuales ni en los suministros contratados

Si cumples con todas estas premisas, el arrendador debe devolverte la fianza por ley. Para cumplir con este procedimiento, el casero debe solicitar la cantidad entregada a la institución en la cual ingresó este importe y reembolsarte la fianza legal. El arrendador dispone de 30 días desde la entrega de llaves para devolver al arrendatario el importe. Sin embargo, solicitar la fianza al organismo competente suele demorarse más, por lo que es importante que el casero cuente con un fondo para evitar conflictos con sus inquilinos.

Además, debes revisar tu contrato con detenimiento puesto que los propietarios pueden incluir una cláusula en la que afirman que, si tras los seis primeros meses, se abandona el piso antes de cumplir la fecha final del contrato tienen el derecho a quedarse con la parte correspondiente de la fianza. Por ello, presta atención a todas las cláusulas para evitar malentendidos entre las dos partes.

DEPÓSITO

Según la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), un propietario de una vivienda puede solicitar un depósito, en concepto de garantía adicional, a sus futuros inquilinos. El motivo principal es porque el arrendador quiere asegurarse una garantía adicional ante cualquier posible problema de impago o problemas de la vivienda.

Aunque resulte parecido a la fianza legal, no es exactamente lo mismo. Las principales diferencias son:

  • Por un lado, la cantidad que el arrendatario debe entregar al casero no es una mensualidad, sino que es una cuantía pactada entre ambas partes. Esta cláusula se debe incluir en el contrato con la cantidad exacta que se va a entregar como depósito de garantía. Desde la última modificación legislativa, esta garantía adicional no puede exceder en ningún caso a la cantidad equivalente a dos mensualidades de renta.
  • Por otro lado, la diferencia entre fianza legal y depósito de garantía es que el depósito no debe entregarse en el organismo pertinente de la Comunidad Autónoma, sino que lo custodia el propietario.

Este depósito de garantía se devuelve al finalizar la relación inquilino-propietario siempre y cuando no haya deudas pendientes, no se haya producido una rotura contractual y no haya desperfectos en el piso, provocados por un mal uso de este.

En el caso de que contrates los servicios a una empresa profesional del sector inmobiliario, podrás resolver todas tus dudas y tener claro qué es lo que debes pagar y cuándo. Desde Alquiler Seguro, se custodia este depósito de garantía que entregan los inquilinos durante la firma del contrato regulador del alquiler. De esta forma, actuamos como intermediarios entre ambas partes para evitar cualquier problema o conflicto entre inquilino y propietario.

Si sigues teniendo dudas sobre cuál es la diferencia entre la fianza legal y el depósito de garantía, no te preocupes. Pregúntanos, desde Alquiler Seguro estaremos encantados de ayudaros en todo lo que podamos para que disfrutéis de la tranquilidad de vuestra vivienda al 100%.




Sin comentarios


Añadir comentario

¿QUIERE DISFRUTAR DE UN
ALQUILER SEGURO?

ic_clicktocall
¡LE LLAMAMOS GRATIS!
He leído y acepto el aviso legal y la Política de Protección de Datos
───────────
ó
───────────

Rellene los datos y le contactamos

He leído y acepto el aviso legal y la Política de Protección de Datos
All Entries