El blog del Alquiler Seguro

Qué piden para alquilar un piso: todo lo que debes saber



Si estás buscando una nueva vivienda en alquiler y ves una que te enamora, lo primero que te preguntas suele ser: ¿qué requisitos o qué necesitan para alquilarme el piso? A veces, puede parecer una montaña y, por tanto, nosotros queremos facilitarte las cosas. Por eso, en este post te explicamos todo lo que pueden pedirte legalmente y cuáles son los documentos imprescindibles en el alquiler.

Documentación personal

En primer lugar, debes identificarte. El propietario de la vivienda debe conocerte, debe saber quién eres. De este modo, para poder firmar un contrato de alquiler en esa casa que tanto te gusta, debes presentar tu documento nacional de identidad o tu pasaporte (en caso de no poseer DNI).

Sin embargo, no debemos presentar únicamente nuestro documento de identificación, sino también el de todas aquellas personas que van a vivir en el piso. Siempre y cuando sean mayores de edad, su nombre debe aparecer en el contrato. Por ejemplo, en una familia con dos hijos pequeños, en el contrato de alquiler figurarán como arrendatarios los padres y, por tanto, deben presentar su documentación. Otro caso muy común es cuando compartes piso con unos amigos; en este caso, todo el grupo debe presentar su identificación.

Referencias

¿Has vivido de alquiler anteriormente? ¿Cómo fue la experiencia con tus anteriores arrendadores? Muchos propietarios piden, entre toda la documentación, referencias de caseros anteriores. Por tanto, si has sido un buen inquilino, no debes preocuparte por nada.

Entre las preguntas más frecuentes a anteriores propietarios se encuentran algunas similares a: cuánto tiempo has permanecido en la vivienda, si cumples con los pagos, si has cuidado de la vivienda, si no has dado ningún problema, y demás preguntas de esta índole. Además, tu futuro propietario también puede solicitarte un certificado de fiabilidad, como los que se expiden desde el Fichero de Inquilinos Morosos. Esto sirve para acreditar que no has tenido ningún problema de morosidad y que has sido un inquilino modélico.

Documentación económico-laboral

La pregunta más clásica de todas es: ¿estudias o trabajas? En el caso de querer alquilar una vivienda, la pregunta se convertiría en: ¿estudias, trabajas o estás desempleado? Y a partir de saber si la respuesta ha convencido, o no, al propietario, viene la siguiente pregunta: ¿Puedes asumir el pago mensual de las rentas?

Los propietarios, además de buscar tus datos en el Fichero de Inquilinos Morosos, deben cerciorarse de que todos los meses van a cobrar el alquiler y que no van a tener problemas de impago. Para resolver todas estas dudas, los arrendadores suelen pedir un contrato de trabajo, nómina y, en ocasiones, los movimientos bancarios para analizar la viabilidad económica de cara al alquiler de la vivienda.

En caso de ser estudiante, algunas veces suelen pedir la misma documentación, pero de los padres, los cuales firmarán como avalistas solidarios. De esta forma, los propietarios alquilan sus viviendas a personas ingresos estables derivados de una actividad laboral, pero asegurándose que no se producirá ningún tipo de impago, porque queda constancia de que sus padres pueden hacerse y se hacen cargo del alquiler.

Otro tipo de documentación que en ocasiones pueden pedir para alquilar una vivienda es un certificado de no incidencias bancarias. Este documento lo expiden los bancos y sirven para demostrar que en tu cuenta corriente no han existido incidencias de impago o descubiertos.

Fianza, renta y honorarios

Una vez pasas todos los filtros del propietario, si todo está en orden y el propietario accede a alquilarte el piso, debes formalizar el alquiler mediante un contrato de arrendamiento, acorde siempre a la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU).

Cuando llegamos a este punto, el propietario de la vivienda te debe solicitar la fianza legal correspondiente. Esta cantidad se corresponde siempre con una mensualidad de la renta mensual. Además, debe ser depositada en el organismo correspondiente, definido según la Comunidad Autónoma. Además de la fianza legal, la ley articula la posibilidad de solicitar al inquilino garantías adicionales a pactar entre las partes, como un aval bancario o el depósito de otra cantidad económica. En cualquiera de los casos, estas garantías nunca deben confundirse con la fianza legal.

Por otra parte, se solicitan otros pagos que debemos tener preparados antes de la firma del contrato para que no nos cojan desprevenidos. Se solicita el mes en curso en el que se entra a vivir en el momento firmamos el contrato. Además, en el caso de haber realizado toda la tramitación y búsqueda del arrendamiento a través de profesionales inmobiliarios debes depositar los honorarios de la agencia intermediaria que, previamente, te habrán informado de la cantidad exacta.

Y, si eres propietario, ¿qué documentos necesitas?

Si no eres el inquilino sino el propietario, también necesitarás una serie de documentación y realizar algún trámite. Puede variar en función de la comunidad autónoma, por eso siempre recomendaremos complementar esta información con otra fuente del municipio donde te encuentres. En líneas generales, los principales documentos son:

  • Certificado energético. Es importante conocer la certificación energética del inmueble porque repercutirá en las facturas de suministros. De hecho, cuando se an0uncia una vivienda se debe incluir la etiqueta energética y en el contrato de alquiler tiene que aparecer y estar vigente.
  • Cédula de habitabilidad. Este documento certifica que la vivienda es habitable con las condiciones óptimas para vivir en ella. Este documento también debe aparecer en el contrato.
  • Título de propiedad. A la firma del contrato de arrendamiento el propietario debe acreditar que efectivamente lo es y entregar todos los juegos de llaves que tenga.
  • Últimos pagos del IBI y facturas del último mes de los suministros. Algunas veces también se aportan los últimos recibos del IBI para demostrar que todos los pagos están al día. Es obligatorio en la compra de una vivienda y opcional en el alquiler.

Otro aspecto que debes tener en cuenta es asegurarte de si la vivienda que vas a alquilar cumple con unos mínimos de calidad. Para ello, debes pedir el documento de Cédula de Habitabilidad para comprobar que tu nuevo hogar cuenta con las condiciones necesarias para vivir. Además, asegúrate de que la vivienda esté en perfectas condiciones y no haya nada roto o estropeado.

Para finalizar, asegúrate que el piso tiene en vigor el certificado de eficiencia energética. No obstante, no te preocupes por si un piso no tiene todas estas características. Actualmente, son certificados obligatorios por lo que los propietarios no van a tener ningún tipo de problema en mostrarte esa información. Además, no te olvides de hablar sobre las condiciones del contrato antes de la firma. De esta forma, podrás evitar sorpresas y condiciones inesperadas que pueden alargar el proceso de firma.

Si sigues teniendo alguna duda de qué piden para alquilar un piso, nosotros te podemos ayudar. Además, si te han pedido algún documento o pago que no figura en el post y no estás seguro de que sea legal o no sabes dónde lo puedes conseguir… ¡Pregúntanos! Nosotros podemos ayudarte a encontrar toda la documentación necesaria y, además, asesorarte en aquellas dudas que aparezcan en el momento de alquilar una vivienda.


MicrosoftTeams-image.png 




Sin comentarios

Añadir Comentario

¡Déjenos sus datos y nosotros le llamamos!